Experiencias Personales

Vivamos como gatos

La actitud que tengamos hacia  la vida es primordial para vivirla de manera relajada y bajo nuestros propios términos.

Sabemos que  no queremos depender de las opiniones de los demás y que además queremos lograr  un cierto grado de seguridad de que estamos haciendo las cosas bien…

Pero no tenemos la mínima idea de cómo hacerlo… ¿¿Bueno que tal un poco de inspiración del reino animal??
Me refiero a los gatos, mascotas sí, pero dueños de cada una de sus decisiones.

Animales muy especiales que se consideran domésticos ya que por lo general viven en la casa o al menos vienen a dormir y comen lo que lo que les proporcionamos.

Sin embargo, son individuos independientes y no hacen un gran esfuerzo por agradarle a nadie.

Toman muy en serio su presentación personal,  son criaturas muy limpias y no dependen de nadie para estar saludables y bien arregladitos.

Los gatos deciden a quien dar su afecto, y son muy selectivos. No se esfuerce por ganarse el afecto de su gato, el mismo le va a indicar lo que usted puede darle. Más importante, el gato decide cuando recibir afecto.

Los felinos viven el ahora, si están cansados, se sientan y toman una siesta, si tienen hambre; comen, y si se quieren limpiar; tomarán el tiempo para hacerlo…

Al ser parte de la familia, en algunas ocasiones usted recibirá un ratón u otro animalito fresco, como alimento y muestra de su apreciación, lo cual prueba  que son responsables y agradecidos.

El gato tiene su espacio, su territorio y respetara el territorio de otros…

Amistades con otros gatos podrán ser posibles, siempre y cuando la intención sea un poco de sana diversión, pero nada más profundo, ya que al final del día no son partidarios de grupos o de acomodarse a las necesidades de otros!

Imposible compararlos con los perros, mascotas que se desviven por hacer feliz a otros y aprenden trucos para agradar,  a los gatos no les gustan mucho los perros pues no logran entender  estos hábitos…

Ningún gato va a perder la tranquilidad de hoy por lo que pueda pasar mañana, sin embargo, no dejan de estar alertas, con un sexto sentido muy agudo, que les ayuda a evitar problemas, escuchar esta voz interna lleva practica…

Y por último; rompen un mito, la curiosidad no mato al Gato, le ayuda a ser mejor y más inteligente cada día…

¿Verdad que suena bien?.. ¡Miauuu!

¡Disfrutemos  de la vida como un Gato!

Leave a Reply