Costa Rica, Viajes

Aguas termales de Hatillo Quepos, Costa Rica

Como estamos pasando una temporada en el area de Manuel Antonio, ya que mi esposito encontro trabajito por aqui , yo busco lugares lindos y naturales para ir los domingos de Aventura,  asi fue como visitamos Hatillo, no el que todos estan pensando , sino un lugar casi llegando a Dominical , aproximadamente a 30 minutos de Quepos.

En realidad la pequena comunidad se llama Dos Bocas, y es por que el rio se divide en dos ramas  en su desembocadura.

El nombre de Hatillo se refiere al grupo de Ganado que siempre pastaba por esta zona.

Casi llegando a la comunidad de Dominical hay un rotulo que dice Aguas termales Quepos, a la izquierda, son aproximadamente 8 kilometros en un camino angosto  y en no muy buen estado, se sube siempre bordeando el rio hasta que se llega a la primera propiedad en el pueblo….

La Casita es muy sencilla y en proceso de mejoras, pero la sonrisa de la senora de la casa es la mejor bienvenida!  EL hijo nos indica  adonde parquear y despues de dejar encargado el almuerzo para mas tarde nos dirijimos al rio….

La belleza natural del lugar me trae recuerdos de mi ninez , de cuando nos ibamos a banar al Rio en San blas de Guanacaste… las aguas cristalinas invitan a refrescarse.

Las grandes rocas del lecho del rio se han esculpido y afinado con la fuerza del agua, dejandolas lisas y con formas suaves para deslizarse, ademas, el moho verde que se forma con el agua le da un acabado de alfombra, taboganes naturales para deslizarse ! 

Despues de seguir el recorrido del rio y nadar en varias de las deliciosas pozas que se forman, fuimos a almorzar.  Nos esperaba un pollo achotado y una carne de cerdo alinada, ambos deliciosos, acompanados de limonada, café y un dulce tamal de elote que es la especialidad de la casa.

¡Mientras comiamos tuvimos la suerte de ver al gallito mas elegante de Quepos, con unos pantalones de plumas y un porte al mejor estilo de Elvis Presley!

La familia entera hace el trabajo,  cocinar, servir, guiar a los visitants;  los domingos son los dias de mas trabajo, locales, extranjeros, poquito a poquito se han dado a conocer y estan felices de recibir a cada uno con la sencillez de la gente de pueblo y la armonia de la naturaleza.

Por ultimo las aguas termales, que los duenos descubrieron por casualidad poco despues de adquirir la propiedad.  De  temperatura muy agradable,  y con olor a minerales, permiten que el cuerpo se relaje y descanse, mientras la mente disfruta la amena conversacion que se desarrolla entre todos los visitantes que se encuentran en este remanso de paz escondido entre los arboles.

No se necesita nada mas, este pequeno paraiso tranquiliza la mente, ,   el rio se encarga de llevarse las preocupaciones  y  mostrarnos la belleza de lo simple y natural.

Despues  de un rato, salimos y conducimos de regreso a Quepos, vamos calladitos, saboreando las experiencias del dia, cansados,  pero con una rica sensacion de tranquilidad en el Corazon, que se parece mucho a la felicidad.

Leave a Reply